Mes: mayo 2018

Diversiones a la orilla del mar Mediterráneo

admin mayo 15, 2018 No Comments Ocio , , , ,

En la actualidad, eso de disfrutar de la naturaleza se está convirtiendo en la afición de solamente unos cuantos, de esos que solemos llamar “frikis“, gente por lo general de ciudad que encuentran en lugares abiertos la tranquilidad, el descanso y el entretenimiento que no consiguen en los núcleos urbanos; curiosamente, como digo, suelen ser gente urbanita, porque imagino que aquél que vive en un núcleo rural ya está lo suficientemente hastiado de naturaleza como para además disfrutarla en sus ratos libres.

Y como la gran mayoría de la gente suele vivir y trabajar en ciudades cada vez más avanzadas, por supuesto la costa mediterránea es uno de los mejores lugares para descansar y desconectar, descubriendo un lugar hermoso lleno de encantos naturales. Sin embargo, a pesar de eso, son muchos los que a veces se cansan de todo esto, y necesitan volver a conectarse a la civilización para volver a apreciar la naturaleza que los rodea; no es tan extraño que, aún estando cómodamente en la mejor playa mediterránea, en un lugar lleno de actividades al aire libre, y un montón de espacios abiertos para disfrutarlos en tu tiempo libre, uno se canse de todo y quiera volver a los vicios que la ciudad y nuestro día a día no dejan de inculcarnos.

Yo hace tiempo que encontré una solución a este problema en el plano personal. Sí, soy ecologista, amante de la naturaleza, apasionado del mar Mediterráneo y un enganchado de la vida en espacios abiertos; pero en todos mis viajes y vacaciones llevo conmigo un dispositivo móvil, y ¿qué es lo que suelo hacer con él? Por supuesto, volver a la vida tecnológica por un rato, y disfrutar de un poco de porno online, tal y como si estuviera en mi casa en pleno barrio central de mi ciudad.

Estar tumbado tomando el sol en una playa, o pescando en una pequeña cala, o navegando en una barca a primeras horas de la mañana, mientras tranquilamente ves un video de lesbianas hd, es un placer que pocas veces he experimentado con otras cosas. ¿Por qué de bolleras precisamente? Bueno, ahí disfrutas como mínimo de dos tias buenas a la vez, poco importa si se lo están montando entre ellas, tú te das el homenaje seguro; y si además han montado un trío, o un poco de sexo en grupo, imagínate, el espectáculo porno está garantizado. Aún si la situación no acaba de excitarte, no me dirás que al menos estás entretenido, yo por lo menos soy capaz de estar así durante horas. Y no me hace menos amante de la naturaleza, ni mucho menos: por el contrario, puedo disfrutar más de ella.

Ahora habrá quien me tilde de salido, adicto al porno, depravado o a saber de cuántas cosas más, o quién amablemente se pregunte por qué necesito de este tipo de este entretenimiento si me hallo en un paraíso natural como es cualquier lugar que bañe nuestro mar; y yo les diré a los unos que quizá reconocer que la pornografía puede llenar grandes espacios de nuestra vida cotidiana es lo correcto si es cierto que lo hace, y no es necesario avergonzarse. A lo segundo… bueno, nunca está mal gozar de todos los placeres que se pueda a un mismo tiempo, ¿no es así?

Playas nudistas para la próxima temporada estival

admin mayo 2, 2018 No Comments Costas , , , ,

El naturismo fue un fenómeno que se extendió no sólo por las costas mediterráneas, sino por todo el mundo, a principios de este siglo de forma oficial, aunque no se puede negar que las que son bañadas por nuestro mar pueden considerarse las mejores del mundo. No es que antes no existieran las playas nudistas, sino que era difícil dar con ellas más allá del boca a boca de los aficionados al nudismo, y eso traía a veces conflictos entre los visitantes de estos lugares, que podían encontrarse con gente vestida cuando ellos estaban preparados para desnudarse y su consabida desaprobación, o al contrario.

Con la denominación y señalización oficial de las playas naturistas, los problemas parecieron acabarse, al margen de polémicas o de si era correcto o no practicar el nudismo en lugares públicos. En realidad, esta cuestión sigue afectando a la sociedad, aunque está claro lo que debes hacer si no aceptas ver gente desnuda en la playa en la que así lo especifique: ir a otro lugar. La verdad, lo que mucha gente critica no es la desnudez en sí, sino lo que conlleva en un lugar lúdico y al aire libre; en otras palabras, como si estar en cueros en la playa fuera lo que se necesita para ver guarras follando por todas partes, algo así como levantar la veda para el sexo en público.

En realidad, eso de follar en la playa no es nada nuevo ni propio del naturismo ni mucho menos, aunque algunos quieran pensar que sí. ¿Quién no ha paseado acompañado por una playa en un atardecer, esperando que anocheciera y se diera la oportunidad de echar un caliqueño entre las dunas de arenas, o entre los arbustos que suele haber un poco más allá de la línea de costa? Muchas historias se podrían contar sobre eso, y es que es algo típico de noches veraniegas, aunque también hay muchos lanzados a lo que la luz del día no les ha echado para atrás en estas cuestiones; imagino que serán estos los que las voces críticas han pillado en pleno triunfo, y habrán pensado que, si eso hacían mientras iban con ropa (aunque hablar de “vestidos” en bañador y bikini es mucho decir), ¿qué no harían si estaban completamente en bolas?

Claro que en todo esto se ve mucho el pecado del pecador, es decir: uno piensa que los otros harán lo que de seguro vamos a hacer nosotros. Pero, ¿realmente son los cuerpos desnudos lo que nos excita, o hay una situación anterior que nos lleva a ello? Yo, personalmente, pienso esto último, y dudo mucho que a la sola vista de un cuerpo desnudo uno ya esté listo para practicar sexo al punto, ni siquiera si son muchos a la vez: se necesita un detalle, por mínimo que sea, para que haya atracción y por tanto deseo, y ya que en las playas nudistas uno va mucho a su bola, dudo que nadie vaya allí precisamente buscando parejas sexuales. Claro que si se da, ¿quién va a decir que no?

Page 1 of 1